5 may. 2011

Capriles denuncia una “campaña de desprestigio” del gobierno de Chávez




El gobernador del estado venezolano de Miranda, el opositor Henrique Capriles, denunció hoy una campaña de “desacreditación y desprestigio” por parte del Gobierno, tras haber anunciado su intención de ser candidato en los comicios presidenciales de 2012.

“Pareciera que es una antesala de toda una campaña que es típica del Gobierno de tratar de desacreditar, desprestigiar, ofender e insultar”, aseguró Capriles en una entrevista con la emisora local Unión Radio.

Las palabras de Capriles se producen después de que la Asamblea Nacional, de mayoría chavista, pidiera una investigación por la vulneración de los derechos humanos por parte de la Policía del municipio opositor de Chacao, en el Estado de Miranda.

El pasado martes, el mismo día en que Capriles oficializó su candidatura, el oficialismo mostró en el Parlamento una cinta de vídeo del año 2010 en la que se ve a varios policías de Chacao cometiendo abusos contra detenidos.

El Gobierno anunció ayer que la Policía de Chacao será sometida a una “asistencia técnica”.

El alcalde de Chacao, el opositor Emilio Graterón, ha criticado estas denuncias ya que la Fiscalía abrió una investigación sobre el tema el año pasado y los funcionarios involucrados fueron sancionados, y considera que las denuncias son sólo un acto de distracción.

Preguntado sobre la posible intención del Gobierno del presidente Hugo Chávez, de querer inhabilitarlo, el político manifestó su convicción de que éste sería “el peor camino” que podría elegir el Ejecutivo.

“Si (el gobierno) quiere salirse del camino democrático, bueno habría que ver cuál es el resultado”, afirmó Capriles, a quien diputados del chavismo le consideran responsable por lo acontecido en ese municipio de Miranda.

El gobernador dijo que no va a “perder ni un minuto” en “toda la cantidad de señalamientos y ataques” que le lanzaron desde el oficialismo por entender que el caso de abusos policiales del que le acusan y que lamentó fue puesto en manos de la justicia hace más de un año.

“Cualquier vulneración de Derechos Humanos, sea de donde sea, tiene que ser investigada (…) y a sus responsables debe caerles todo el peso de la ley”, sostuvo Capriles tras pedir que el Ministerio Público haga su trabajo sin connotaciones políticas.

El opositor, de 38 años, aseguró que su gobernación no designa “ni directores de policías municipales” ni tiene “injerencia en los funcionamientos de otros”, sino que son responsables de la Policía regional, sometida permanentemente a investigaciones por el “rector encargado que es el Ministerio de Interior y Justicia”.

Capriles también minimizó las denuncias hechas ayer por la jefa de la bancada chavista en la Asamblea, Cilia Flores, quien dijo que existe “una componenda en la que están implicados el gobernador Capriles y altos funcionarios en un plan macabro y están tratando de crear condiciones para, en el 2012, tener a grupos armados”.

“Hay diputados o voceros de partidos políticos” que tienen una capacidad creativa “ilimitada”, respondió Capriles al pedir respeto al Ejecutivo para aquellas personas que no estén en “su tendencia”.

“Hay, sin duda alguna, unos que queremos construir sobre la base de lo positivo (…) y otros que lo único que hacen es apelar a lo negativo, a la confrontación a la pelea, al desgaste. Me imagino que esta es la estrategia cuando la situación del país es cada vez más negativa”

©2011 blog de noticias campaña HCR